Ante el confinamiento, deporte retro

Daniel Riobóo Buezo

Los deporadictos estamos viviendo una situación paradójica estas semanas. Por un lado nos hemos quedado chafados sin poder ver la fase decisiva de las temporadas de fútbol y baloncesto y de los demás deportes de equipo, sin los Master 1000 y Roland Garros, sin las Clásicas de primavera y el Giro de Italia, sin la temporada y el mundial indoor de atletismo, sin los mundiales de Fórmula 1 y motociclismo y, de postre, nos vamos a quedar sin la Eurocopa de fútbol y los Juegos Olímpicos. Pero por otra parte, la pandemia y el confinamiento mundial están obligando a las televisiones y canales de deporte a reinventarse y podemos revivir los mejores momentos deportivos de las últimas décadas.

Las hazañas de Perico, vuelven al presente. Fotografía de Ciclismo a Fondo.

El auge del deporte retro

El deporte es una vía de escape para muchos y estos días la necesitamos más que nunca. De ello han tomado buena nota las televisiones. Tanto Teledeporte, como Gol Televisión o los canales temáticos deportivos de Movistar+ están recuperando verdaderas joyas del deporte. Sin ir más lejos, en estas últimas semanas he podido ver eventos que por una razón u otra no pude ver en directo en televisión en su momento.

Uno de los primeros fue la final del mundial de fútbol de Sudáfrica de 2010. No la vi en televisión entonces porque tuve la suerte de vivir el mundial in situ y estuve en el Soccer City.  Lo hice parcialmente unos meses después y alguna otra vez pero nunca entera, he preferido recordar mis sensaciones vividas en el estadio y me resistía a verla hasta el décimo aniversario. Pero cuando la emitieron en Gol TV empecé a verla, aunque la dejé a la mitad y la grabé para esperar a julio y terminar de verla.

Con Gerardo Bernardo, el mayor coleccionista de estadios del mundo, tras la final de 2010.

Estos días también he revivido algunas finales de la Copa del Rey, algunas las viví en el estadio como los Clásicos del 2011 y 2014 en Mestalla. Otras apenas las recordaba como la final de Copa del 91 y otras que me pillaron en edades tempranas. El baloncesto también nos ofrece momentos suculentos con finales de Copa, Euroliga, NBA o las recurrentes hazañas de la selección española. Sin ir más lejos el otro día revisité aquella histórica final de Recopa en la que Drazen Petrovic anotó 62 puntos al Snaidero de Caserta.

Drazen Petrovic anotó 62 puntos en la histórica Recopa del 89 del Real Madrid.

También he podido revivir la final épica de Roland Garros en 1989 en la que una adolescente Arantxa Sánchez derrotó inesperadamente a la entonces invencible Steffi Graf. Me pilló precisamente en una clase de tenis. Nuestro profesor desaparecía y nos dejaba solos cada poco tiempo para ir a escuchar en la radio lo que iba sucediendo. De repente se esfumó durante quince minutos para luego regresar gritando como un loco: “La vicario campeona, la vicario campeona”. Aunque era un niño, es un momento que me quedó grabado.

Estos días también estoy ajustando cuentas con algo que me faltaba. Estoy reviviendo a través de Teledeporte el Tour de 1993, el tercero seguido de Induráin y que es el único que me perdí al completo porque estuve todo el verano aprendiendo inglés en Estados Unidos. Entonces tan sólo me enteraba de lo que pasaba a través de las llamadas de mi padre, que me informaba puntualmente pese a que no es un gran aficionado al ciclismo. Ahora por fin puedo ver como Induráin despachó la amenaza de Tony Rominger con una exhibición más. Y qué decir de los Tours de Pedro Delgado, desde las desgracias recurrentes a sus celebrados hachazos y su paseo militar en 1988, por fin estoy poniendo imágenes nítidas a lo que eran recuerdos parciales y hasta el mismo Perico afirma que las está disfrutando como no había podido hacer hasta ahora.

Y es que recuperar las grandes etapas de ciclismo en la sobremesa ha sido una gran idea por parte de Teledeporte. Para que los aficionados las podamos revivir y por su valor terapeútico para otros, como somnífero infalible.

Confluencia de nostálgicos y jóvenes curiosos

Recuperar estos grandes momentos del deporte tiene dos destinatarios claros. Por un lado los nostálgicos estamos encantados recuperando nuestras memorias deportivas y viendo desde otra perspectiva lo que en su momento nos emocionó o nos decepcionó tanto. Desde hace unos años ya teníamos esa posibilidad gracias a los maravillosos documentales de Conexión Vintage de Paco Grande en Teledeporte o del curioso y recomendable blog “¿Qué fue de?” de Eduardo Casado sobre deportistas olvidados en 20 minutos.

Conexión Vintage lleva ocho años recuperando el mejor deporte con documentales.

Por otra parte, las generaciones más jóvenes están descubriendo aquellas gestas y poniendo caras e imágenes a las batallitas deportivas de padres y abuelos. Es una buena forma de que las familias puedan compartir juntos emociones deportivas, algo que reafirma los vínculos.

Además, estos refritos televisivos tienen un valor incalculable para nuestro archivo. Yo me estoy dedicando a grabar bastantes. He tenido que hacer sitio en mi disco duro para tener espacio. Cuando todo esto pase espero poder invitar un día a casa a amigos deporadictos para revivir algunos de esos momentos juntos.

Sin Juegos de Tokio en 2020 pero con aperitivo para 2021

Como todos sabemos, los Juegos de Tokio al final también han tenido que aplazarse hasta 2021. Serán una paradoja porque Tokio 2o20 tendrá lugar en 2021 pero seguirán siendo los de 2020, sin duda serán unos Juegos para la historia.

Fotografía Olympic.org

Así las cadenas tienen que hacer frente a la pérdida de ingresos por no poder retransmitirlos y a la vez motivarnos para el año que viene. La solución: recuperar los grandes momentos de las últimas ediciones. Así, la NBC va a recuperar en EEUU desde el lunes 13 los mejores momentos de Beijing 2008, Londres 2012 y Rio 2016. En España seguro que TVE, la propietaria de los derechos, también recuperará pronto el olimpismo vintage en Teledeporte, tan sólo hay que estar atentos a su programación. No sé vosotros, pero yo creo que ya tengo plan para las tardes de agosto.

Todos esperamos que el deporte pueda reanudarse cuanto antes, aunque sea a puerta cerrada. Así, podremos disfrutar de los finales de liga y competiciones europeas o del Tour de Francia. Esa reanudación supondrá un chute de optimismo para todos y una muestra de que finalmente el mundo comienza a vencer a la pandemia. Mientras tanto, seguiremos disfrutando del deporte retro. Preparad las palomitas y las emociones.

*El artículo también ha sido publicado en Deporadictos, mi blog de deportes.

Por qué hacer deporte mejora y alarga la vida

Por Daniel Riobóo Buezo  Seguir a @danirioboo

Hacer deporte mejora y alarga la vida. No lo decimos nosotros, lo afirman cada vez más evidencias científicas. Y tampoco hablamos del deporte de alta competición que puede tener consecuencias negativas al llevar el cuerpo al límite. Hablamos de practicar deporte regularmente de forma moderada.

Los costes económicos y en vidas del sedentarismo

La inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de mortalidad a nivel mundial, según la Organización Mundial de Salud (OMS).  Puede parecer increíble pero, según el Informe sobre la inactividad física y el sedentarismo en la población adulta española, la falta de actividad física es la responsable del 13,4% de las muertes al año en España, llevándose por delante más de 52.000 vidas. Esto supone además una carga económica importante para el país de más de 1.560 millones de euros, que son costeados en un 70,5% por las administraciones públicas.

Según dicho estudio, aplicado a España en comparación con los principales países de la Unión Europea, un 44% de los españoles no hace ninguna actividad física. Casi la mitad del país es sedentaria. Pero el estudio va más allá. Sólo un 15% de los ciudadanos hace ejercicio con regularidad. Y esto tiene costes. En vidas, ya que la obesidad y las patologías coronarias derivadas del sedentarismo causan más de 50 mil muertes anuales. Y en costes económicos, ya que la baja productividad, consecuencia del sedentarismo, cuesta a España 2. 500 millones de euros al año. “Si invertimos un euro en promoción deportiva, tenemos un ahorro aproximado de 50 euros en gasto sanitario acumulado durante 15 años” afirma el coordinador de la investigación José Ramón Pin. El estudio termina reclamando una verdadera política de estado para fomentar el deporte como ocurre en otros países de la Unión Europea.

Debemos adaptar las sesiones deportivas a nuestro estado de forma (Foto: Pixabay).

No practicar deporte empeora nuestra calidad de vida

La falta de práctica deportiva está habitualmente relacionada con una mayor obesidad. En España, según el estudio ENPE publicado en 2016, el 39,3% de la población tiene sobrepeso; y un 21,6% obesidad (22,8% en hombres y 20,5% en mujeres), cifras que aumentan con la edad. Además, las personas que sufren de obesidad tienen peor calidad de vida y esta se reduce de media entre cinco y veinte años con respecto a los que no la sufren y además tienen cinco veces más posibilidades de desarrollar determinados tipos de cáncer. Frente a estos riesgos, el deporte, unido a una dieta adecuada, debe ser el mejor remedio.

Alguien puede afirmar que, teniendo sobrepeso, no se pueden practicar la mayoría de los deportes. En los casos extremos de obesidad mórbida puede ser cierto ya que las rodillas sufren en exceso con la carga del peso sobre ellas pero siempre se puede caminar o practicar deportes de bajo impacto para las articulaciones como, por ejemplo, la natación o el ciclismo. En el primer caso es muy recomendable intentar ir andando a todos los sitios posibles para ir poco a poco abandonando el sedentarismo e ir reduciendo gradualmente el exceso de grasa corporal. Una buena solución con éxito en muchos casos es cenar ligero y muy pronto para posteriormente salir a dar un buen paseo nocturno antes de acostarse. Y es que cuando cenamos copiosamente, el organismo no quema tantas calorías durante la noche con respecto al día con lo que la ganancia neta de peso es clara y debemos tratar de evitarla. Evidentemente por la noche pasaremos hambre pero el que algo quiere algo le cuesta y quien quiera realmente perder peso tendrá que sufrir un poco.

La natación es un deporte de bajo impacto y apto para prácticamente cualquiera (Foto: Pixabay).

Beneficios del ejercicio para nuestra vida laboral y nuestra salud

España lidera la Unión Europea en el porcentaje de la población que pasa gran tiempo sentado en un día normal (franja de 2 horas y media a 6 horas y media) con casi dos de cada tres españoles en este bloque temporal, fundamentalmente en los puestos de trabajo. Y es que hacer deporte también puede ayudarnos en nuestra vida profesional. Según un reciente estudio científico los ejecutivos que son corredores habituales son mejores profesionales ya que estar en buena forma ayuda a rendir mejor y a saber manejar mejor el estrés. Y esto no sólo ocurre entre los ejecutivos, también en muchos otros perfiles, como por ejemplo en el caso del admirado chef Dabiz Muñoz que afirma que “correr es su droga para ser creativo y para gestionar la tensión”. 

Además las personas que practican deporte habitualmente desarrollan un sistema inmunológico más fuerte y logran reducir el tiempo por el que pueden estar afectados por catarros, gripes y demás enfermedades leves con lo que también se reduce el absentismo laboral.  Y aunque aún no cura la depresión, si puede tener grandes ventajas a la hora de combatirla ya que unos músculos ejercitados pueden ayudar a limpiar de sustancias depresivas nuestro organismo.

Deportes como el yoga son muy beneficiosos para cuerpo y mente (Foto: Pixabay).

Los beneficios de hacer deporte para nuestra vida sexual

Hacer ejercicio regularmente también tiene beneficios para nuestra vida sexual. Además de generar endorfinas y una mayor producción de testosterona, un estudio de la Universidad de Harvard ha demostrado que los hombres mayores de 50 años que corren por lo menos tres horas a la semana reducen en 30% el riesgo de tener impotencia frente a los que hacen poco o nada de ejercicio.

Los jóvenes no son ajenos a esto y así, un porcentaje significativo, concretamente un 49,2% es consciente de cómo el deporte puede contribuir a mejorar la vida sexual otorgándole mucha o bastante importancia, según se desprende del barómetro “Los jóvenes y el sexo” elaborado por Control. Entre los que respondieron que sí le dan importancia, el 60.1 % considera que es por su vinculación con la salud e igualmente llama la atención que hasta un 30.7 % destaca el cambio en el aspecto físico que supone el deporte para su pareja.

Ya sea por salud o apariencia física, lo cierto es que la práctica de actividad física regular genera más energía, una mente más relajada, sensación de bienestar y positivismo. Todos estos son factores que contribuyen a tener una vida sexual más constante y sana. Así, los expertos recomiendan como mínimo 35 minutos diarios al menos cuatro días a la semana de ejercicio físico.

Porqué hacer deporte en la tercera edad

Realizar ejercicio y correr nos mantiene más jóvenes. Según este estudio de la universidad de Colorado las personas más allá de los sesenta y setenta años que han corrido habitualmente durante décadas mantienen un organismo tan eficiente energéticamente al caminar como el de personas de 20 años. Esto no es algo que ocurra entre quienes tan sólo caminan habitualmente ya que quienes corren mantienen durante más tiempo su capacidad aeróbica reduciendo el consumo de energía. Según el estudio, hacer ejercicio retrasa en más de diez años la llegada de la dependencia con el ahorro que ello puede suponer en cuidados y tratamientos para los sistemas públicos de salud.  Si bien este estudio se ha realizado en Estados Unidos donde existe una mayor cultura del running que en otros países de Occidente, la popularización de esta práctica hace pensar que en unas décadas estos beneficios también serán cada vez más comunes en otros países.

Sin irse a Estados Unidos pero en la misma línea, el Catedrático de Ciencias de la Salud de la Universidad Pública de Navarra Mikel Izquierdo afirmaba recientemente que, corriendo, el riesgo de muerte disminuye hasta ocho años comparado con personas sedentarias de la misma edad y retrasa hasta en doce años la llegada de la dependencia por incapacidad. Además, la realización de determinados ejercicios puede contribuir definitivamente a la mejora de la calidad de vida y a reducir los efectos de los afectados por el Parkinson.

Si hay que tener en cuenta que, a partir de los ochenta años, es recomendable reducir la carga a los corredores sustituyendo paulatinamente la carrera por las caminatas y también se recomiendan disciplinas como   la natación o la gimnasia acuática ya que exigen menos intensidad y el agua ayuda a reducir la tensión sobre las articulaciones del cuerpo. Otras actividades recomendadas a partir de esta edad son el yoga,  el pilates o el Tai Chi. 

Si practicar deporte es siempre beneficioso, aún lo es más en la tercera edad (Foto: Pixabay).

Nunca hay que dejar de practicar deporte

Lo verdaderamente importante a la hora de hacer deporte es no parar nunca, hacer de su práctica una costumbre. Es conveniente que los niños comiencen a hacer deporte desde pequeños ya que les aporta beneficios físicos, sociales e intelectuales. Pero es fundamental no dejar nunca de practicar deporte ya que permite “mantener la energía, la independencia, reducir el dolor, mejorar el estado general de salud, aliviar los síntomas de determinadas enfermedades y prevenir otras como las enfermedades cardíacas, la obesidad, la diabetes y hasta el deterioro cognitivo” según Manuel Villanueva, traumatólogo y maratoniano.

Ya sabéis, si entre vuestros propósitos para 2019 no habíais incluido hacer deporte quizá deberíais replanteároslo. Y si lo habíais hecho, es hora de empezar a cumplirlo, incluso desde hoy mismo. Os aseguramos que os sentiréis mucho más optimistas y vuestra calidad de vida mejorará enormemente.

El diccionario del ciclismo

Por Daniel Riobóo Buezo

En plena disputa del Tour de Francia es un buen momento para repasar algunos conceptos y términos del vocabulario ciclista que para los néofitos aún pueden sonar extraños e incluso para los buenos aficionados son habitualmente escuchados pero desconocemos su verdadero origen. Para facilitaros la labor, vamos a hacerlo en orden alfabético obviando algunos términos de mecánica de las bicicletas y centrándonos en el ciclismo de carretera.

Abanico: término que se emplea para hacer referencia a la formación de los ciclistas cuando corren de lado de la calzada con el objetivo de taparse del viento que les llega de costado y que, como su nombre indica, se hace en forma de abanico.

Los abanicos son una imagen común en días ventosos y un gran enemigo de los ciclistas.

Abrirse: acción de bajar el ritmo o desentenderse de la carrera o competición, por causas como la falta de fuerzas, por ejemplo.

Aguador: es el nombre con el que se conoce al ciclista encargado de bajar a la cola del pelotón para buscar agua y alimentos en los coches de equipo para el resto de compañeros de su formación. Los corredores peor clasificados de la escuadra suelen ser los encargados de estas labores de intendencia.

Afilador: es la acción por la que un ciclista roza con su rueda delantera la trasera del corredor que va delante, provocando la caída del primer ciclista.

Autobús: término por el que se conoce al grupo de ciclistas desentendidos de la etapa, especialmente en las jornadas de montaña, que se unen para rodar juntos, marcar un ritmo asequible y que tan sólo pretenden no llegar fuera de control (límite de minutos perdidos con respecto al vencedor y marcado por la organización).

Badana: almohadilla que utilizan los ciclistas en el interior del culotte, para protegerse de golpes contra el sillín.

Cabra: nombre vulgar que se le da a la bicicleta especial que se utiliza en las pruebas contrarreloj debido a la inclinación del cuadro en su parte delantera y a la forma del manillar.

Cadencia: número de pedaladas por minuto que realiza cada pie.

Cazaetapas: corredor especializado en ganar etapas en las grandes vueltas. Si es en las pruebas de un día también se conocen como Clasicómanos. 

El murciano Luis León Sánchez es uno de los grandes cazaetapas del pelotón.

Cebarse: fundamentalmente en etapas de montaña, obcecarse en seguir un ritmo por encima de las posibilidades del estado físico del corredor.

Chichonera: protector para la cabeza que se usaba antiguamente antes de que se inventara el casco, aunque todavía hay corredores que lo siguen usando. Es algo más ligero que el casco, y protege menos que éste.

Clásicas: se trata de las pruebas de un día de celebración de más prestigio. Dentro de éstas destacan los Monumentos del ciclismo, las cinco clásicas más prestigiosas del calendario: Milán-San Remo (Italia), Tour de Flandes (Bélgica), París-Roubaix (Francia), Lieja-Bastogne-Lieja (Bélgica) y Giro de Lombardía (Italia).

Col: denominación en francés de un puerto de montaña.

Corte: fraccionamiento del pelotón, puede ser por una caída, la acción del viento o por un ataque de un grupo de corredores.

Culotte: pantalón o parte inferior del equipamiento de un ciclista. Está fabricado en fibras que transpiran muy bien y cuenta con un acolchado especial, denominado badana, para proteger la zona peritoneal. Las mujeres emplean una badana diseñada para la naturaleza femenina.

Demarraje o demarrar: aceleración fuerte y repentina con el fin de escaparse y dejar atrás a los rivales.

Desarrollo: se obtiene combinando los platos y los piñones. El mayor desarrollo es el que corresponde al plato grande con el piñón más pequeño. Con él se recorren más metros por pedalada y supone el máximo sufrimiento muscular. Se suele usar en llano mientras para las rampas más empinadas se suele usar uno menor.

Conocer básicamente los elementos de las bicicletas ayuda a comprender mejor las pruebas ciclistas.

Dirección: pieza que une al cuadro con la potencia y permite el giro del manillar y la horquilla. Está formada por rodamientos.

DH: es una disciplina de Mountain Bike, conocida como DownHill o Descenso.

Enganchón: cuando dos o más ciclistas se enganchan, generalmente por el manillar, dando lugar a una posible y dolorosa caída.

EPO: su nombre técnico es “eritropoyetina” y la produce el organismo. Sin embargo, la utilización de una variante sintética se persigue sin demasiado éxito desde hace años en los controles de dopaje. Aumenta los glóbulos rojos y la oxigenación de la sangre permitiendo un mayor rendimiento y recuperación en las grandes vueltas.

Escalador: ciclista especializado en subir puertos y que destaca en las etapas de alta montaña.

Los malogrados Pantani y Chava Jiménez han sido dos de los grandes escaladores de las últimas décadas.

Escarabajo: término cariñoso con el que se conoce a los ciclistas colombianos. Se cuenta que un periodista de este país quiso hacer una comparación de un gran campeón y utilizó esta palabra sin querer.

Farolillo rojo: se trata del último corredor de una clasificación general en las vueltas por etapas. El origen de esta expresión está en los primeros Tour de Francia, cuando los últimos ciclistas solían llegar por la noche cuando se encendían los faroles de las calles.

Fondo: cantidad de sufrimiento que puedes aguantar sobre una bici, que suele ser más o menos proporcional a la horas de entrenamiento que has hecho.

Frenos de disco: frenos que funcionan friccionando un disco montado sobre el buje, en lugar del que se monta en la horquilla y roza con la llanta.

Frenos en V: frenos que funcionan friccionando la llanta mediante unas zapatas montadas en los mismos.

Gallo/s: corredores destacados, figuras especiales o líderes del equipo ciclista.

Globero: adjetivo con el que se identifica a los novatos, aficionados ocasionales o principiantes en el mundo del ciclismo, a veces puede ser despectivo.

Gregario: corredor que sacrifica su esfuerzo en beneficio de otro miembro de su equipo que está por encima de él jerárquicamente.

Tras haber sido gregario de Froome, ahora Mikel Landa es jefe de filas del equipo Movistar.

Grande Boucle: nombre con el que se conoce al Tour de Francia en referencia a la “gran caravana” que mueve su organización.

Hacer la goma: acción de un ciclista cuando se aleja y se acerca de un grupo continuamente para reengancharse. Puede deberse a la falta de fuerzas o incluso a una simulación teatral para engañar al resto de ciclistas.

Hacer un recto: acción de cometer un error en una curva y salirse de la misma en línea recta.

Hueco (abrir): aumento de la distancia de un escapado, con respecto al grupo.

Ir a rueda: cuando un cilista va justo detrás del que lleva delante (casi rueda con rueda) y se aprovecha del vacío de aire que éste deja para ir a una velocidad mayor, con menos esfuerzo.

Jefe de filas: líder de un equipo, ya sea para la victoria en una etapa o para la clasificación general de una gran vuelta y para el que trabajan los gregarios y el resto del equipo.

Lanzador: corredor que prepara el sprint de un compañero con más posibilidades que él, al que lleva pegado a su rueda hasta los metros finales de la carrera, en los que se separa, para que el sprinter intente ganar.

Líder: ciclista que comanda una prueba, una clasificación secundaria o un equipo o selección.

Llantazo: abolladura que recibe la llanta de una bicicleta debido a una piedra, raíz, bache o cualquier otro objeto.

Maillot: palabra francesa que significa ‘camiseta’ en español. Es la parte superior del equipamiento del ciclista. También es la prenda que distingue, en función de su color, al primero de una clasificación general. En el Tour, el amarillo distingue al líder; el blanco, al mejor joven; el de círculos, al líder de la montaña y el verde, al ganador de los puntos o regularidad.

Manguito: prenda del ciclista de quita y pon, que se utiliza en el maillot corto como extensión de las mangas.

Mazo (el hombre del mazo): expresión coloquial que hace referencia a la llegada inminente de un desfallecimiento.

Molinillo: utilizar un desarrollo de plato pequeño con el piñón más grande para pedalear mucho, es especialmente característico en las grandes subidas y quien más lo expandió fue el sancionado Lance Armstrong.

Montonera: Caída repentina que afecta a muchos corredores.

Las montoneras son más frecuentes en las primeras etapas nerviosas de las grandes vueltas.

Neutralizar: cuando un grupo de ciclistas alcanza al corredor o corredores que se habían escapado en una etapa.

Pájara: cuando un ciclista se queda sin fuerzas para pedalear. La razón suele estar ligada a una deficiente alimentación o hidratación o a la acumulación diaria de esfuerzos no recuperados.

Piano: término que se emplea para pedir al corredor que lleva el ritmo del grupo que lo disminuya, ante la imposibilidad de seguirlo.

Pinganillo: auricular a través del cual los corredores reciben órdenes de su director sin necesidad de bajar hasta el coche. Hoy en día es muy criticado porque se dice que casi ha terminado con la improvisación y el propio criterio del corredor, así como con el ciclismo ofensivo de décadas pasadas.

Rebufo: vacío que deja un ciclista y que puede aprovechar el que le sigue.

Regular: guardar fuerzas de cara a las partes decisivas o al final de una etapa.

Relevo: colaboración de dos o más corredores para mantener el ritmo, normalmente alto, y repartir el gasto de fuerzas.

Rodador (o contrarrelojista): corredor con facilidad para moverse por terrenos llanos y que tiene la potencia necesaria para mover grandes desarrollos y “rodar” muy rápido en terreno llano durante varios kilómetros.

Rompepiernas: terreno con continuas subidas y bajadas y que termina agotando a los ciclistas.

Serpiente multicolor: término utilizado para definir al pelotón; esta etiqueta tiene su origen en las tomas televisivas desde los helicópteros por carreteras sinuosas.

Single Track: camino estrecho por el que solo pueden rodar los ciclistas de uno en uno, y cuanto más rápido mejor.

Sprint: nombre que recibe la llegada en grupo a la meta y en la que los ciclistas más rápidos compiten por la victoria a alta velocidad.

Sprinter: velocista en estado puro, suele reservarse para el final de las etapas llanas, donde es especialista y suele contar con uno o varios lanzadores en su equipo.

El británico Mark Cavendish ha sido el mejor sprinter de la última década.

Tirón: intento de escapada de un ciclista aumentando el ritmo de forma considerable durante un periodo breve de tiempo.

Tumba abierta (a): bajar un puerto arriesgando, tomando muchos riesgos o sin tener en cuenta el peligro para escaparse o alcanzar a los fugados.

Vampiro: se llama así a los miembros de la Unión Ciclista Internacional (UCI) que sacan sangre a los corredores a primera hora de la mañana o en medio de la noche para detectar sustancias dopantes.

Zapata: es la pieza de goma montada sobre las levas de freno que ejercen presión sobre las llantas y frena el movimiento de la rueda.

Estas son sólo algunas palabras y expresiones que hemos recordado pero seguro que conocéis muchas más que se nos han quedado en el tintero. Por eso os pedimos vuestra colaboración para completar nuestro diccionario ciclista.