Giro de Italia 2021: favoritos, recorrido y momentos épicos

Por Luis Alberto Martínez Seguir a @Mr_Spaceman17 y Daniel Riobóo Buezo Seguir a @danirioboo

El calendario ciclista está recuperando la normalidad en 2021 y, tras haberse retrasado al mes de octubre en 2020, el Giro de Italia recupera este año sus fechas habituales para celebrarse de nuevo en mayo. Así, la Corsa Rosa comienza el sábado 8 con una contrarreloj individual en Turín. Desde allí partirán 23 equipos con ocho ciclistas cada uno y que nos harán vibrar durante 21 etapas hasta el domingo 30 de mayo cuando la carrera concluya con otra crono individual en las calles de Milán.

Los favoritos del Giro 2021

Este año la nómina de aspirantes a levantar el Trofeo Senza Fine en Milán es elevada. Algunas casas de apuestas importantes tienen co-favoritos a tres bandas: Egan Bernal, Simon Yates y Remco Evenepoel. De los tres, Yates ofrece el menor número de interrogantes. Evenepoel, de 21 años, rezuma talento, pero aún se está recuperando de un terrible accidente en agosto pasado, mientras que Bernal tuvo que retirarse en el último Tour debido a un dolor crónico de espalda.

El dorsal número uno de la carrera lo llevará el colombiano Egan Bernal (Ineos Grenadiers), tras el triunfo en 2020 de su compañero Tao Geoghegan Hart que ha decidido centarse en el Tour. Bernal, ganador en París en 2019, quiere resarcirse en Italia de un mal año 2020. El otro gran favorito es el británico Simon Yates (Team Bike Exchange) que llega pletórico tras su triunfo en el Tour de los Alpes. Aunque solo sea por su palmarés tampoco podemos olvidarnos del dos veces ganador Vincenzo Nibali (Trek-Segafredo) que regresa a la ruta tras ser operado de una fractura de radio en su brazo derecho. Otro veterano que llega con ganas es Romain Bardet, dos veces podio en el Tour, si bien el líder del equipo Team DSM en principio será el australiano Jai Hindley, segundo en el Giro 2020.

El Giro 2021 parece más abierto que nunca y no tiene un favorito claro.

También Deceuninck-Quick Step presentará dos hombres fuertes y muy jóvenes con el deslumbrante Remco Evenepoel, que regresa a las carreras tras su grave accidente en Il Lombardia el pasado agosto, y João Almeida, una de las grandes sensaciones del pasado Giro donde vistió la Maglia Rosa durante 15 días y acabó cuarto en la general. Bahrain Victorious igualmente presentará en Turín a dos corredores con aspiraciones de podio: Mikel Landa (tercero en 2015) y Pello Bilbao, quinto en la general el año pasado. La lista de aspirantes a luchar por la general es aún más amplia e incluye a ciclistas como Aleksandr Vlasov (Astana), Emanuel Buchmann (Bora – Hansgrohe), cuarto en el Tour de Francia 2019, Hugh Carthy (EF Education), tercero en La Vuelta 2020, Dan Martin (Israel Start-Up Nation), Pavel Sivakov y Daniel Felipe Martinez (INEOS Grenadiers), George Bennett (Team Jumbo-Visma), Domenico Pozzovivo (Team Qhubeka Assos) y Marc Soler, quien llevará los galones del  Movistar.

El recorrido del Giro 2021

Como siempre en Italia, la carrera presenta un recorrido espectacular y de lo más original, con partida en Turín y final en Milán con sendas contrarrelojes. La ronda italiana también incluye once etapas de media o alta montaña y ocho finales en alto, haciendo de la edición 2021 una de las más abiertas y exigentes de los últimos años.

La ronda se inicia con una crono de 8 kilómetros en las calles de Turín y que presumiblemente otorgará la primera maglia rosa al intocable contrarrelojista Filippo Ganna. A esta crono inicial le seguirán otras cuatro etapas llanas o rompepiernas hasta la primera con final en alto, la sexta. En ella se ascenderán dos puertos a mitad de recorrido casi encadenados, que servirán para que los corredores lleguen castigados al Colle San Marco (2ª categoría), cuyos 15 km de ascensión reservarán el triunfo para los escaladores en Ascoli Piceno. Posteriormente la carrera se dirigirá hasta los Apeninos donde la novena etapa será muy exigente con numerosas subidas, cuatro de ellas puntuables, y llegada final en Campo Felice con un tramo de grava, el famoso esterrato, seguido de pendientes del 14% que pueden marcar diferencias importantes. Tras ella llegará una etapa llana y la primera jornada de descanso, el martes 18 de mayo.https://www.youtube.com/embed/-kYSWZaFAWQ

La segunda parte del Giro concentrará la mayor dificultad de la carrera. La undécima etapa será muy exigente por sus 2500 metros de desnivel y sus cuatro tramos de esterrato. La duodécima continúa en los Apeninos y también ofrecerá la posibilidad de batalla entre los favoritos con tres exigentes ascensiones antes de la final, el Passo del Carnaio, con algunos tramos con pendientes de hasta el 14%. Una etapa llana con final en Verona precederá a la 14ª jornada, uno de los platos fuertes de este Giro con tres ascensiones, la última el temible Monte Zoncolan. Tras la paliza de 205 kilómetros en las piernas, los ciclistas podrán recuperar un poco al día siguiente en una etapa corta caracterizada por un circuito transfronterizo (Italia/Eslovenia) de unos 40 km. Pero poco durará el descanso ya que la 16ª será un etapón dolomítico con más de 5500 m de desnivel, tres puertos de primera y una cima Coppi especial, el Passo Pordoi, todos ellos caracterizados por su longitud. A poco de empezar los corredores se encontrarán el primer puerto, por lo que la carrera se puede seleccionar desde primera hora. Los tres siguientes serán prácticamente encadenados: coronar, descenso y de nuevo para arriba. Tras la última ascensión, habrá un descenso rápido hacia Cortina D’Ampezzo para llegar a meta. Tras esta etapa llegará la segunda jornada de descanso, el martes 25 de mayo.

La 16ª será un etapón dolomítico con tres puertos de primera y la cima Coppi.

La última semana del Giro no dará tregua y así la 17ª jornada también será de alta montaña con una primera parte totalmente en bajada, un ascenso progresivo y una llegada en subida de 11 km con los primeros 9  por encima del 10% con picos prolongados en torno al 15% si bien las pendientes se suavizan un poco antes de llegar a la meta de Sega di Ala. La siguiente jornada será totalmente llana, un respiro tras varias muy intensas. Los tres últimos días decidirán la carrera con la llegada a los Alpes como traca final. La 19ª etapa contará con 176 kilómetros con la subida a Mottarone  y la llegada en alto a Alpe di Mera, otro puerto de primera categoría. La última gran jornada de montaña tendrá un recorrido de 164 kilómetros con 4.200 metros de desnivel con la subida al Passo San Bernardino, al Passo dello Spluga y finalmente al Valle Spluga, el último gran puerto del Giro 2021.

El Giro vuelve a sorprendernos con un recorrido original y exigente.

Por si aún la carrera no estuviera decidida, el último día habrá una contrarreloj entre Senago y Milán. Tendrá 30 kilómetros totalmente llanos pero si la clasificación todavía sigue apretada todavía podría haber emoción visto lo que ocurrió en el último Tour de Francia. En la Piazza del Duomo concluirá el domingo 30 la 104º edición del Giro de Italia .

Una carrera especial plagada de épica

El Giro de Italia se caracteriza por ser una carrera con alto número de sorpresas y trampas en sus recorridos: llegadas con carreteras estrechas y en lugares altamente atractivos para el espectador pero en ocasiones peligrosos para los ciclistas, puertos durísimos con gran kilometraje y porcentajes medios desafiantes a la gravedad, alternancia entre días calurosos y jornadas con precipitaciones de nieve. A todo esto hay que sumar el aparente desorden que caracteriza a esta carrera, una organización que tiende a dejarlo todo a la improvisación y a dar pocos detalles en sus libros de ruta, a transitar por carreteras escasamente señaladas y con grandes obstáculos. Y un detalle muy importante: una afición totalmente enamorada de su carrera. Todo el país se vuelca en la Corsa Rosa, con las carreteras invadidas por fieros tiffosi que se dejan la piel en cada uno de los rincones de Italia. Puro espectáculo.

Todas estas características han influido en la grandeza de esta prueba, plagada de épica y de momentos de auténtica leyenda. Ciclistas como Alfredo Binda, Fausto Coppi o Gino Bartali, protagonizaron los momentos más legendarios de esta prueba. Años después, Eddy Merckx igualaría los cinco triunfos en esta prueba, conseguidos por los citados Binda y Coppi, con sangre, sudor y lágrimas: un bravo asturiano, José Manuel Fuente “Tarangu”, y un mítico italiano, Felice Gimondi,  le desafiaron en las cumbres dolomíticas y alpinas hasta la extenuación. Tanto es así que sólo un desfallecimiento en la etapa de San Remo, en la edición de 1974, frenó al asturiano de desbancar a un Merckx contra las cuerdas.

Sólo una pájara impidió al Tarangu destronar al invencible Merckx en la edición de 1974
Sólo una pájara impidió al Tarangu destronar al invencible Merckx en la edición de 1974

En tiempos más recientes, los míticos Dolomitas nos han dejado momentos de verdadera leyenda. En la disputadísima edición de 1988, se vivieron las escenas más dantescas de la centenaria Corsa Rosa. En la etapa con final en Bormio, previo paso por el temido Gavia, se desafiaron las leyes de la naturaleza: una fuerte tormenta de nieve dejó a los corredores al borde de la congelación. Hasta tal punto fue así, que muchos de ellos se bajaron de la bicicleta para calentarse con los tubos de escape de sus coches de equipo, o incluso para correr a pie para poder entrar en calor. El ganador de esa edición, el norteamericano Andy Hampsten  lo describe perfectamente:

“Me habían hablado de la hipotermia y sobre lo frío que podría llegar a estar antes de que uno no pudiera pedalear más. Mis brazos estaban bloqueados desde el comienzo del descenso, y yo simplemente intentaba seguir pedaleando para mantener mis piernas en movimiento. En un momento dado, miré hacia abajo, hacia mis piernas y a través de una capa de hielo y de grasa (lanolina), pude ver que eran de color rojo brillante. Después de eso, no miré mis piernas de nuevo… “

Andy Hampsten al borde del abismo en la dantesca etapa dolomítica de 1988
Andy Hampsten al borde del abismo en la dantesca etapa dolomítica de 1988

Viendo el vídeo anterior se puede comprobar que se trata de descorazonadoras imágenes en la llegada de aquella infernal jornada: el líder, Franco Chioccioli, llorando y retorciéndose de dolor, Perico Delgado al borde de la hipotermia y Javier Lukin, compañero del segoviano en el equipo Reynolds, cayendo en la inconsciencia recién llegado a meta. Las azafatas de la organización tuvieron que desgarrarle la ropa con tijeras, pues se había quedado pegada a su cuerpo congelado.

En los último años hemos vivido momentos de verdadera emoción. Una “fuga bidón” de 2010 aupó al talaverano David Arroyo. Hasta la penúltima jornada mantuvo un inesperado pulso con el favorito Ivan Basso, con victoria final para el italiano. Y en el Giro 2012, una espléndida fuga del belga Thomas De Gendt sembró el caos entre el pelotón: los dos primeros clasificados, el catalán Purito Rodríguez y el canadiense Ryder Hesjedal, tuvieron que exprimirse al máximo para reducir la minutada al bravo corredor flamenco. Mientras, en la edición de 2013, Vincenzo Nibali se impuso con una gran autoridad y poco pudieron hacer Rigoberto Urán y Cadel Evans, sus acompañantes finales en el podio al igual que en la de 2014 ganada autoritariamente por Nairo Quintana y la de 2015 con una clara victoria de Alberto Contador. Más le costo a Nibali vencer en la de 2016 ya que sus ataques en las etapas finales forzaron la caída del sorprendente holandés Steven Kruijswijk, finalmente también descabalgado del podio por Esteban Chaves y Alejandro Valverde. La última gran batalla fue la británica de 2018, cuando Chris Froome fundió al hasta entonces intratable líder Simon Yates camino de Prato Nevoso para auparse al liderato y conseguir su sexta gran vuelta por etapas. Mientras, en la última edición vimos más alternancia que nunca con cuatro líderes diferentes en los últimos cinco días y una victoria final por sólo 39 segundos para el británico Tao Geoghegan Hart por delante del australiano Jai Hindley.

Cómo ver en televisión el Giro 2021

La edición de 2021 lamentablemente no podrá seguirse en España a través de la televisión en abierto. La cadena de deportes Eurosport volverá a ser un año más la gran opción para los aficionados al ciclismo. En España, tan sólo EiTB en el País Vasco ofrecerá la ronda italiana mientras en Latinoamérica, ESPN, Caracol y TDN serán los emisores principales, así como las plataformas Fubo TV y FloSports. El resto, tendrán que hacerlo por internet en donde recomendamos la página especializada Stephill que ofrece numerosos enlaces a televisiones extranjeras para seguirlo en directo. Disfrutar de los finales con emboscadas, de los preciosos paisajes que la RAI nos obsequia, de puertos míticos como el Monte Zoncolan o el Pordoi es algo que el aficionado español debería poder apreciar. Y si paralelamente queréis descubrir la historia y la épica de la Corsa Rosa desde los pioneros más aventureros y sufridos te recomendamos absolutamente leer el nuevo libro de Ander Izaguirre, «Cómo ganar el Giro bebiendo sangre de buey», una delicia que te hará disfrutar aún más estas tres semanas. Y es que, como dice el propio lema del Giro, se trata de «la carrera más dura del mundo en el país más bello del mundo».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s