Las novedades y cambios de reglas del mundial de fútbol de Brasil

Por DANIEL RIOBÓO BUEZO

El fútbol, aunque es uno de los deportes que menos ha evolucionado, va introduciendo poco a poco novedades, especialmente para favorecer la labor arbitral. Si hace no tanto se introdujo la figura del cuarto árbitro o los árbitros de portería en las competiciones europeas de clubes, el mundial de fútbol de Brasil también va a presenciar algunas novedades que es preciso tener en cuenta a la hora de ver los partidos. 

El uso del spray para marcar dónde se deben situar las barreras

En cada partido es habitual ver como las barreras formadas por los jugadores no respetan la distancia en las faltas. La longitud reglamentaria entre el balón y la barrera debe ser de 9,15 metros, lo que viene a equivaler a nueve pasos del árbitro. Pero una vez marcada, los jugadores, haciendo uso de la picaresca, van poco a poco acortando la distancia para en ocasiones llegar a reducirla en varios metros minimizando las posibilidades de éxito del lanzador de la falta. Para evitarlo, hace años que en Sudamérica se utiliza el “aerosol evanescente”, un pequeño bote spray de color blanco con el que el árbitro marca la posición de la barrera y del balón en las faltas. Cerca de un minuto después de su uso, la mancha provocada en el césped por el pulverizador desaparece.

En Brasil los árbitros mantendrán con el spray a raya a las defensas en las faltas, más concretamente a 9,15m.
En Brasil los árbitros mantendrán a raya a las defensas en las faltas, más concretamente a 9,15m.

La espuma comenzó a ser utilizada por la Confederación Brasileña de fútbol y, posteriormente, por la Asociación del Fútbol Argentino que poco a poco la fueron introdujendo en sus competiciones nacionales para, a partir de 2009, ser utilizado en la Copa Libertadores, el equivalente americano a la Liga de Campeones europea. Finalmente, en 2011, el spray también se introdujo en la Copa América y, ahora, por fin va a estrenarse en un mundial tras la aprobación de la International Football Asociation Board, la entidad encargada de definir las reglas del fútbol a nivel mundial  y tras recibir el visto bueno de la FIFA. Parece que la picaresca de las barreras tiene contados los días con esta nueva medida.

El uso de cámaras para los goles fantasma

¿Quién no recuerda el gol fantasma de Míchel contra Brasil en México 86? O el de Frank Lampard en el partido de Inglaterra contra Alemania en Sudáfrica 2010. En los dos casos, dos goles que debieron subir al marcador  fueron ignorados por el árbitro perjudicando claramente a España e Inglaterra. Para evitar estos errores, la FIFA ha autorizado por fin el uso de cámaras para ayudar en determinadas situaciones polémicas en las que el ojo humano puede fallar. Así , para que el grave error del último mundial no se vuelva a repetir, en Brasil cada portería estará vigilada por 7 cámaras ubicadas en el techo del estadio para controlar la única jugada en la que la FIFA ha admitido la ayuda de la tecnología.

El sistema que se estrenará en Brasil se llama “Goal Control”, ha sido desarrollado por una empresa alemana y se puso a prueba en la última Copa Confederaciones donde finalmente no hubo ninguna polémica de este tipo. En todos los estadios se han instalado 14 cámaras de alta velocidad distribuidas por todo el campo, de las que siete enfocan a cada portería y la posición del esférico se capta en 3D de forma automática. Así, la posición del balón se capta en 3D de forma continua y automática. Pero la gran preocupación de la FIFA era no tener que detener el juego para tener que analizar la jugada ya que considera que va contra la esencia del fútbol, como por ejemplo ocurre en el tenis con el uso del “Ojo de halcón”. Con este sistema, en caso de que se produzca un gol fantasma, desde estas cámaras se enviará una señal al reloj del árbitro que en su pantalla podrá comprobar si indica “Goal” o “No Goal”. El colegiado entonces tan sólo tendrá que indicar el centro del campo en caso de gol o que el partido siga si el balón no ha entrado por completo en la portería. Su funcionamiento se puede ver con más claridad a través del siguiente vídeo.

Los cambios de reglas para la equipación y las dedicatorias de los goles

En Brasil también habrá una modificación respecto a los últimos mundiales en lo que respecta a la indumentaria de los equipos. La FIFA solicitó a los principales fabricantes que hicieran conjuntos de ropa en un único tono, de ahí los cambios en los pantalones de algunas selecciones. Además, según las normas del próximo mundial, “cada equipo deberá informar a la FIFA sobre dos colores diferentes que contrasten. Uno será predominantemente claro y otro predominantemente oscuro para los uniformes titular y suplente”. Con esta medida se pretende evitar una posible confusión de los árbitros aumentando el contraste entre colores claros y oscuros aunque para muchos aficionados suponga romper la tradición en la equipación de sus selecciones.

Además, en Brasil los jugadores no podrán utilizar camisetas o marcas personales por debajo de la indumentaria oficial. Con esta norma supuestamente se acabarán las celebraciones en las que los jugadores se levantaban la camiseta para mostrar otra con una dedicatoria como la de la final del mundial de Sudáfrica en la que Andrés Iniesta dedicó el gol de la victoria a Dani Jarque, uno de sus mejores amigos y fallecido prematuramente unos meses antes. Esta medida ha generado polémica ya que puede ser correcto evitar mensajes políticos o religiosos pero muchos creen que prohibir dedicatorias personales es excesivamente estricto. Así, los árbitros no sancionarán directamente a quienes no cumplan esta norma sino que será la evaluación disciplinaria posterior a cada partido la que decida si la celebración es merecedora de sanción. 

¿Terminarán en Brasil las dedicatorias personales de los goles como la de Iniesta en la final de 2010?
¿Terminarán en Brasil las dedicatorias personales de los goles como la de Iniesta en la final de 2010?

 Detención del juego si se alcanzan los 32 grados de sensación térmica

En Brasil será invierno durante la disputa del mundial pero en el norte del país, de clima tropical, el calor y la humedad pueden llegar a ser asfixiantes. Por ello se ha decidido que se pueda detener el partido en caso de que se alcance la sensación térmica de 32 grados. Esta situación es posible que pueda darse en los partidos disputados en la capital del Amazonas, Manaos, y en menor medida en sedes como Fortaleza, Recife, Natal o Salvador de Bahía.

El árbitro detendrá el juego para que los jugadores se hidraten si se superan los 32º (Foto: as.com).
El árbitro detendrá el juego para que los jugadores se hidraten si se superan los 32º. (Foto: as.com).

Para averiguarlo, un aparato controlará el calor, la humedad y el viento y si se alcanza ese límite, el árbitro hará una pequeña pausa en los minutos 30 y 75, es decir, a los 30 minutos de cada parte para que los jugadores se puedan hidratar. Seguro que los futbolistas agradecen esta decisión.

-Las camisetas del mundial de fútbol de Brasil

-Las canciones de los mundiales de fútbol (I)

-Las canciones de los mundiales de fútbol (II)

El Maccabi frustra el sueño de ‘La Novena’

Un año más, la Euroliga ha tenido al campeón más sorprendente, al equipo que parecía la cenicienta de los cuatro aspirantes en Milán. Y un año más, la víctima ha sido el Real Madrid. Si en Londres el Olympiacos sorprendió con una lección de garra, de nuevo la fe ha sostenido a un Maccabi de Tel Avivque, sabiéndose inferior a los blancos y habiendo perdido con ellos los últimos cinco partidos en Europa, ha dado una lección de coraje para sumar su sexta corona europea. Un nuevo éxito para un equipo histórico que sin grandes figuras es puro corazón y que se ha visto apoyado en Italia por una marea amarilla como no se recuerda en las finales a cuatro. Y es que el baloncesto en Tel Aviv es casi una religión, un asunto de estado, tanto que hasta el primer ministro israelí estaba en el palco.

No puede haber un final más doloroso para el Real Madrid, tras una temporada hasta ayer soberbia, que caer en una prórroga por los propios errores, por un bloqueo mental desde el banquillo hasta en las principales figuras. En el debe de Pablo Laso, haber dejado a Felipe Reyes prácticamente inédito tras dos acertados cuartos y no haber tenido en los minutos clave a Sergio Rodríguez en pista. El canario era el único jugador con claridad de ideas, pero sus cuatro faltas hicieron a Laso reservarlo más de lo debido -tanto al final del partido como en la prórroga-. Y más teniendo en cuenta que Sergio Llull estuvo toda la noche desaparecido en ataque, tanto que no llegó a estrenarse. Mientras, tanto Rudy Fernández como Nikola Mirotic volvieron a fallar en una cita clave. El mallorquín desapareció tras los dos primeros cuartos (y con el dedo anular de la mano derecha roto) y el montenegrino apareció con cuentagotas y precipitándose en los momentos decisivos.

Además, las finales normalmente se ganan desde la defensa. Y ahí el Maccabi fue muy superior, asfixiando la circulación de balón del Madrid en una labor de sacrificio y ayudas con un autor: David Blatt, el mismo que en el Eurobasket 2007 dirigió a Rusia para sorprender en aquella final a la España campeona del mundo. El entrenador israelí volvió a dar ayer una lección de cómo se prepara una final, sembrando de trampas un partido trabado en el que los blancos nunca pudieron correr ni imponer su ritmo. Además, el deseo estuvo siempre de la parte hebrea, con un rebote ofensivo que les permitió tener segundas oportunidades constantemente. De nuevo la ausencia en los minutos calientes de Felipe Reyes se notó en exceso.

Como el año pasado y tras un partido muy igualado, el Madrid notó una vez más el peso del favoritismo y la falta de claridad en los minutos de la verdad, aquellos donde la vista se nubla y donde mientras las estrellas madridistas desaparecían, jugadores como David Blumenthal y especialmente Tyrese Rice(MVP de la Final Four) marcaron diferencias. El Madrid se sostuvo por los tiros libres -prácticamente incapaz de anotar en jugada- para lograr forzar la prórroga tras remontar cuatro puntos en el último minuto y colocar el empate a 73. Pero lejos de aprovechar esta circunstancia anímica, los blancos sufrieron un bloqueo impensable en ataque mientas las piernas fallaban en defensa, permitiendo continuamente las penetraciones de Rice y Smith. Basta un dato: el Maccabi anotó 25 puntos en los cinco minutos de tiempo añadido para colocar un 98-86 final en un Mediolanum Forum donde las 10.000 gargantas hebreas probablemente anotaron más de una canasta.

La Novena Copa de Europa blanca tendrá así que esperar al menos hasta el año que viene. Madrid será entonces la sede de la Final Four y allí el equipo de Laso tendrá de nuevo una oportunidad para remediar la urgencia histórica que cumplirá ya 20 años. También será una nueva ocasión para el Barça, que finalmente fue tercero tras derrotar claramente al CSKA en un partido que, no habiendo medallas en juego, tiene muy poco sentido.

Daniel Riobóo.

Publicado en http://www.olympodeportivo.es/el-maccabi-frustra-el-sueno-de-la-novena/

La aristocracia del baloncesto europeo busca rey en Milán

Milán reúne en la Final Four de la Euroliga a la aristocracia del baloncesto europeo. Los cuatro aspirantes al trono suman 21 de los 57 títulos disputados, aunque alguno no conoce lo que es coronarse desde hace demasiado tiempo. Especialmente, el Real Madrid, aún rey de Europa con ocho copas pero sin saborear el triunfo desde la lejana edición de Zaragoza en 1995, cuando Sabonis y Arlauckas aún marcaban diferencias.

Al igual que el año pasado en Londres, el equipo de Pablo Laso tendrá como rival en semifinales al FC Barcelona de Xavi Pascual. Entonces, los blancos fueron ligeramente superiores gracias a la aportación decisiva de Felipe Reyes y Sergio Rodríguez en el último cuarto, pero en esta ocasión las sensaciones son diferentes ante la cita de Milán. El equipo azulgrana viene de menos a más tras un inicio de temporada catastrófico, mientras que el Real Madrid ha bajado sus prestaciones tras un comienzo donde superó todos los récords de imbatibilidad del baloncesto español. Además llega más apurado en su rotación, con Dontaye Draper aún duda, Carrol recién recuperado y Felipe Reyes entre algodones. En las filas catalanas tan sólo Navarro presenta dudas después de su enésimo problema muscular, y jugadores como Papanikoloau y Abrines llegan en su mejor momento a la cita clave de la temporada.

En la retina de los buenos aficionados hay otro antecedente en la lucha por el título continental, en otra semifinal, la de París en 1996. Allí el Barça de Aíto García Reneses derrotó claramente al Madrid de Obradovic (vigente campeón entonces) con una gran actuación ofensiva del lituano Karnisovas. Posteriormente el Barça perdería la final ante el Panathinaikos en un desenlace difícil de olvidar tras el polémico tapón tras de Vrankovic a José Antonio Montero cuando se disponía a anotar la canasta decisiva.
Años después llegarían los dos títulos blaugranas en las Euroligas de 2003 y 2010, por lo que el equipo de Xavi Pascual llega con menos urgencias históricas a Milán que el Real Madrid, semifinalista en 2011 y finalista el año pasado ante un Olympiakos que llegó de cenicienta a Londres y terminó repitiendo título de forma incontestable.

El de Milán será el quinto enfrentamiento directo esta temporada. En el haber de los blancos, la Supercopa y la victoria en Madrid en la liga ACB y, especialmente, la victoria en la final de la Copa del rey con la canasta in extremis de Sergio Llull. Para los blaugranas, tan sólo un triunfo; el del pasado sábado en Barcelona -en un duelo sin nada en juego en el que fueron claramente superiores-. El Barça planteará el partido desde la defensa para frenar el ritmo madridista pero también necesita que Navarro rinda a su mejor nivel. Mientras, en el Real Madrid, Rudy Fernández debe por fin liderar en una gran cita europea a un equipo que hasta ahora ha sido el mejor de la temporada y en el que también se espera una gran actuación de Mirotic antes de su casi segura marcha a la NBA.

La cita será a las nueve de la noche en el Mediolanum Forum de Milán. Antes, a las seis, el poderoso CSKA de Moscú de Ettore Messina parte como favorito ante el Maccabi de Tel Aviv en otro clásico del baloncesto europeo y que rememora las dos últimas finales ganadas por los rusos, en 2006 y 2008. Si bien la plantilla mejor pagada de Europa es la favorita, en el banquillo israelí está David Blatt, seleccionador ruso durante seis años y por tanto gran conocedor del CSKA, seguro que Blatt tiene un plan para frenar a los Teodosic, Weems o Krstic, por lo que el favoritismo de los rusos no es garantía de éxito asegurado. Y es que, según han demostrado los antecedentes, los pronósticos normalmente sirven para poco cuando llega la Final Four.

Daniel Riobóo.

Publicada en http://www.olympodeportivo.es/la-aristocracia-del-baloncesto-europeo-busca-rey-en-milan/