Problemas y retos de la liga española de fútbol

Mariano Rajoy dijo hace unos meses que los españoles habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades y que no se podía gastar ni un euro más de lo que se ingresaba, haciendo de la austeridad la seña de identidad de su gobierno. Pero dejando de lado la política, su afirmación se ajusta perfectamente a la situación actual del fútbol español. Y es que, al igual que las administraciones públicas, los clubes han vivido por encima de sus posibilidades durante muchos años. Y pasada la fiesta del derroche, la resaca ha dejado deudas gigantescas, clubes en concurso de acreedores e incluso ha provocado desapariciones de equipos como el Salamanca, refundado ahora bajo otro nombre para enfado de los aficionados. O la supervivencia in extremis de históricos como el Deportivo de la Coruña o el Racing de Santander, con retrasos en el pago de las nóminas a sus jugadores, un caso que también se dio en el modesto Mirandés cuyos jugadores se implicaron para conseguir el aval que permitiera que el club pudiera seguir en segunda división.

Hasta hace no demasiado, el tradicional duopolio Real Madrid-FC Barcelona (32 títulos para los blancos y 22 para los blaugrana) solía romperse cada pocos años. Así, en los 80 el Athletic y la Real Sociedad lograron quitarles hasta cuatro ligas. Y aunque en los 90 sólo el Atlético consiguió romper su supremacía con su doblete en el año 96, el Deportivo de la Coruña y el Valencia a punto estuvieron de hacerlo, algo que sí consiguieron en la primera década del siglo XXI el Súper Dépor como primer campeón y el pujante Valencia en 2002 y 2004. Desde entonces, y esta puede ser la décima temporada consecutiva, Barça y Madrid se han repartido todos los títulos (seis para los culés y tres para los merengues) superando cada año nuevos récords de puntos y goles mientras el resto de equipos se han resignado a competir por la tercera plaza. De ganar uno de ellos la liga de nuevo sería algo único desde que arrancó en 1929, diez temporadas consecutivas con uno de los dos grandes llevándose el título, algo que no habla muy bien de la igualdad en la competición.

Las deudas con Hacienda y la Seguridad Social

El principal problema del fútbol español en estos momentos es su ingente deuda, especialmente con Hacienda. Así, los clubes de fútbol que son Sociedades Anónimas Deportivas deben a Hacienda 673 millones de euros, según la última cifra dada a conocer en 2013. De ellos, más de 500 millones corresponden a equipos de primera división y el resto a los de segunda división. Pero esa cantidad es aún mayor ya que en ella no se computa la deuda acumulada por Real Madrid, Fútbol Club Barcelona, Athletic de Bilbao y Osasuna, ya que estos clubes no están constituidos como Sociedades Anónimas Deportivas. Además, la deuda a la seguridad social engorda aún más estas cifras ya que según la última información facilitada por este organismo, su deuda con la Seguridad Social asciende a 16,6 millones de euros. Así, solo podemos concluir que el fútbol español ha vivido claramente por encima de sus posibilidades y sólo un trato de favor por parte de las administraciones les permite aplazar el pago de sus deudas.

¿Será la del fútbol español la próxima burbuja que pinche? (Foto: conddedeporte.com)
¿Será el fútbol español la próxima burbuja que pinche? (Foto: conddedeporte.com)

 

El injusto reparto de los derechos televisivos

Ya sea por el interés mediático en una polarización Madrid-Barcelona, por su dimensión como clubes globales e iconos del marketing deportivo o por el injusto y abusivo reparto de los derechos de televisión, la liga se ha convertido en un asunto entre dos, algo que empieza a aburrir a muchos aficionados que reclaman cambios. Injusto sí, y mucho, aunque por otra parte consentido por el resto de equipos de la primera división que aceptaron un reparto a todas luces desproporcionado en favor de los dos grandes, por muchos ingresos y expectación que generen. Para comprenderlo y compararlo con otras grandes ligas europeas, mejor resumirlo con una imagen (y unas cifras) que, ya se sabe, en ocasiones vale más que mil palabras.

La distribución por ingresos entre los clubes españoles es totalmente desigual comparada con la de otras ligas europeas (Foto: FutbolfFinanzas.com)

La piratería, la pérdida de abonados y el precio de las entradas

Pero hay más problemas que influyen en la dificultad de que los clubes aumenten sus ingresos (o disminuyan sus pérdidas). Por un lado, la piratería de las señales de televisión por internet, que impiden a las plataformas propietarias de los derechos y, en consecuencia, a los propios clubes ingresar más dinero. Además, según Javier Tebas, el presidente de la liga de Fútbol Profesional, este hecho y no los múltiples horarios de los partidos es lo que hace que los equipos sigan acusando un paulatino descenso en sus ingresos por abonos y entradas mientras la asistencia a los estadios sigue cayendo y su media de ocupación ya no alcanza el 70%. Este problema probablemente se solucione con la aplicación del nuevo Código Penal que establece penas de prisión de hasta seis años para los propietarios de webs de enlaces. Se trata de un problema de concienciación pero sin duda es comprensible en tiempos de crisis y más con el precio de las entradas en los estadios, totalmente desproporcionado y más con la situación económica existente.

La asistencia a los estadios ha descendido drásticamente. El del Getafe no alcanza normalmente la mitad de su aforo.
La asistencia a los estadios sigue descendiendo en España. El del Getafe no alcanza normalmente la mitad de su aforo.

Alemania como ejemplo

Si hay una liga que ha hecho bien los deberes en los últimos años ha sido Alemania y así, la Bundesliga es ahora mismo la liga con la mejor salud económica de Europa. En 2002, el operador televisivo que proporcionaba un tercio de sus ingresos a sus clubes (Kirch Media) quebró y la competición alemana decidió reinventarse para adaptarse a la realidad económica y, poco más de diez años después, puede presumir de resultados envidiables. Es la segunda liga que más ingresos genera tras la Premier League y la que mayor asistencia tiene a los estadios (más de un 90%). Esto es posible por los precios asequibles de las entradas ya que es posible ver un partido de primer nivel por menos de veinte euros (menos de la mitad que en España). Otras medidas exitosas: el reparto justo de los derechos televisivo y la obligación de estar al día con sus obligaciones fiscales, lo que permite que los clubes estén saneados económicamente. Y en lo deportivo, la apuesta por la cantera y el fútbol ofensivo garantiza un espectáculo y una liga más igualada que ha tenido cinco campeones diferentes en los últimos diez años. Sí, cuando hablamos de su liga de fútbol, Ángela Merkel sí puede presumir.

El Borussia Dortmund puede presumir de llenos continuos en su estadio, algo habitual en la Bundesliga.
El Borussia Dortmund puede presumir de llenos continuos en su estadio, algo habitual en la Bundesliga.

La apuesta por la cantera ante la emigración y las deudas

En los últimos años España, en parte gracias a la crisis económica de los clubes, se ha convertido en un país exportador de la materia prima del fútbol, sus futbolistas, algo a lo que ha contribuido el fomento del fútbol base y el éxito de la selección española. El principal destino es Inglaterra aunque ligas antes prácticamente vetadas como el Calcio o la Bundesliga cada vez acogen a más peloteros españoles de primer nivel y actualmente los internacionales españoles que no juegan en los dos grandes lo hacen en estas ligas. Mientras, otros jugadores más modestos también deciden emigrar y probar suerte en ligas más modestas con una presencia cada vez mayor como la griega (con 28 españoles), la chipriota (19) o la de Hong Kong (10) contabilizándose actualmente más de 200 futbolistas profesionales españoles jugando en el extranjeroLa imposibilidad de gastar tanto en fichajes y la fuga de talentos está haciendo que los clubes vuelvan de nuevo a apostar por la cantera y así podemos ver casos exitosos como los de la Real Sociedad o el Real Betis, una apuesta a la que el Valencia, acuciado por la deuda, también está dispuesto a sumarse.

Ante la crisis, los clubes vuelve a aportar por la inagotable cantera española
Presionados por la deuda, los clubes vuelve a apostar por la inagotable cantera española. (Foto: Sefutbol.com)

El nuevo desafío: conseguir una liga más equilibrada y sostenible

Así, los problemas indican los retos a conseguir. El primero, que los clubes se pongan paulatinamente al día con Hacienda y la Seguridad Social y no puedan gastar por encima de sus ingresos estableciéndose un tope para su gasto en fichajes, algo que ya se está controlando desde la Liga de Fútbol Profesional y que empieza a surtir sus primeros efectos con el control financiero sobre los clubes aunque en un primer momento sólo está siendo posible solucionarlo mediante la venta de las estrellas de varios equipos (Atlético de Madrid, Sevilla, Valencia, etc.). Conseguir que los equipos no gasten más de lo que ingresan es necesario y conveniente aunque reduce aún más sus posibilidades de poder competir con los dos grandes y en Europa. Algo que puede solucionarse parcialmente con un reparto más justo de los derechos televisivos y con una mayor proyección internacional de la liga de fútbol, uno de los objetivos y para lo que desde la pasada temporada se disputan partidos en todas las franjas horarias, desde por la mañana (en busca del mercado asiático) a muy tarde (para consolidar el americano) intentando vender “el producto” a los diferentes mercados potenciales. En este sentido, el éxito a nivel mundial de la Premier League inglesa es el modelo a seguir y Real Madrid y FC Barcelona los estandartes de la expansión con sus fichajes mediáticos y sus plantillas galácticas a la cabeza. La otra solución que baraja la Liga de fútbol profesional para rebajar la deuda de 2700 millones de euros de los clubes es una mayor participación de los fondos de inversión como fuente de financiación de los clubes una vez que estén regulados.Otra posible medida sería establecer topes salariales por equipo como hace la NBA para conseguir una mayor igualdad aunque esta posibilidad ha sido descartada por el momento. Posibles soluciones todas para intentar conseguir una liga más sostenible y equilibrada, que permita que los clubes no tengan que declararse en bancarrota y que nos devuelva poco a poco la emoción que parece haber perdido en los últimos años.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s